La Plaza Mayor de Salamanca: el hogar del Mesón Cervantes

La Plaza Mayor de Salamanca: el hogar del Mesón Cervantes

La inconfundible piedra dorada de Salamanca, sus pórticos, la historia de los medallones… todo es armonioso. Al norte, el Ayuntamiento; al sur, el Pabellón de San Martín; al oeste, Petrineros y al este… el MesónCervantes. No hace falta nada más para orientarse.

La Plaza Mayor deSalamanca, impulsada por el corregidor Rodrigo Caballero y Llanes necesitó más de 25 años para ser levantada. Terminó de construirse a mediados del sigloXVIII y se le atribuye un concepto de estilo churrigueresco por su diseñador, Alberto de Churriguera. Él la inició, aunque se encargó de rematarla Andrés García de Quiñones.

No se trata de una de esas plazas que se descubren con un simple vistazo. La Plaza Mayor deSalamanca hay que recorrerla, sentarla, beberla… Se dice que es el corazón de la ciudad y la comparación es casi literal.Sus entradas y salidas reciben y bombean a miles de personas que luego se propagan  por las principales vías del centro histórico.

La mejor forma de conocer el espíritu de la Plaza consiste en sentarse en algunas de sus terrazas y contemplar su vida. Se trata de una perfecta convivencia entre la juventud estudiantil y los más veteranos que no pueden dejar pasar un día sin respirar su ambiente. De entre todas las terrazas dela Plaza Mayor de Salamanca, la del Mesón Cervantes es una de las más importantes porque goza de una orientación envidiable. Situada mirando hacia el Ayuntamiento, ofrece una perspectiva de la Plaza simplemente brutal.

A diferencia de otras importantes plazas turísticas, europeas, donde los precios son prohibitivos o la calidad de los productos deja mucho que desear, el MesónCervantes ofrece una cocina de altura en pleno ágora y a un precio accesible.

Cambios en la PlazaMayor de Salamanca

Parece que lleve siglos con esa imagen señorial, pero la Plaza ha sufrido importantes cambios desde su creación. Nació como una plaza presidida por una zona ajardinada que los caminantes podían recorrer y con un quiosco-templete de música en el centro.

Aquellas actuaciones musicales poco tienen que ver con los actuales conciertos que alberga la Plaza.Enormes espectáculos con luz y sonido que reúnen a más de 20.000 personas y que seducen tanto a los espectadores como a los propios artistas.

A mediados del pasado siglo se retiraron los jardines, dejando a la Plaza su actual aspecto diáfano.Pura y bella piedra que, en ocasiones especiales, también se viste de gala.

Lo hace todos los años con motivo de la Semana Santa, cuando los ramos y los estandartes de las cofradías le dan un aspecto medieval al espacio. Pero ha habido ocasiones mucho más especiales. La Plaza se ha transformado en un coso taurino en varias ocasiones. La más reciente, en 1992, con motivo de la Feria Universal Ganadera, con una corrida nocturna que dejó estampas históricas. Imágenes inolvidables que decoran las paredes del mítico Mesón Cervantes de Salamanca.

Plaza Mayor de Europa en 2005

En el año 2005 laPlaza Mayor de Salamanca celebró 250 años de historia. La ciudad quiso celebrar la efeméride por todo lo alto y diseñó el programa ‘Salamanca 2005: Plaza Mayor de Europa’, que durante 365 días convirtió la Plaza en un lugar donde siempre sucedía algo espectacular.

Teatro, espectáculos musicales, iniciativas culturales y algunos actos tan simbólicos y a la vez tan históricos como la inauguración de nuevos medallones: los de Fernando VII eIsabel II.

Tratándose de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Europa estuvo muy presente en los actos conmemorativos del 250 Aniversario de la Plaza Mayor.Al fin y al cabo, el centro neurálgico de Salamanca es el primero de los motivos para la concesión de este reconocimiento cultural a nivel mundial.

Dentro de EuropaSalamanca se codea con otras plazas de Italia, Praga, Polonia, Croacia o Francia.



Los secretos de laPlaza Mayor de Salamanca

Aunque parezca un perfecto cuadrado, lo cierto es que la forma  de la Plaza Mayor de Salamanca es irregular. El lado más largo es el del Ayuntamiento, que tiene hasta siete metros más que el lateral opuesto. Un dato que los fotógrafos más expertos aprovechan para obtener imágenes asombrosas.

Todos aquellos que buscan la foto saben también que laPlaza Mayor de Salamanca es, si cabe, más espectacular en horario nocturno.En función de la época del año la iluminación se enciende a distintas horas, pero la reacción es siempre la misma: un ¡Oh! de asombro sale de las bocas delos cientos de personas que en ese momento asisten a la transformación. La plaza cambia y su espíritu también. El ambiente se vuelve más joven, más travieso y te invita que disfrutes la noche de la ciudad más culta de Europa.

Hay un aspecto clave para entender mejor la Plaza Mayor de Salamanca. Cada uno de los laterales –denominados pabellones- están dedicados a diversas categorías de personas. Así, el Pabellón Real –donde se ubica elMesón Cervantes- está dedicado a monarcas, y hasta hace pocos meses alojaba el medallón de Francisco Franco, que fue retirado varias décadas después.

El lateral delAyuntamiento está relacionado con personajes religiosos; el de San Martín–frente al Ayuntamiento- homenajea a conquistadores, mientras que el llamadoPabellón de Petrineros, en el lado oeste, son personalidades de las letras y las ciencias.

No todos los medallones están ocupados. Quedan decena disponibles y esperando a que la historia se siga escribiendo o, en este caso, esculpiendo en la plaza más bonita de España.

Blog

Los nuevos menús de Mesón Cervantes para comer bien en Salamanca

Menús para grupos, para celebraciones especiales, con productos de la tierra y la mejor cocina

Especial Nochevieja en Mesón Cervantes

Aprovecha la extensa y variada carta que te proponemos para celebrar la Nochevieja en el Mesón Cervantes. Calidad al mejor precio en un enclave único