Ir de pinchos por Salamanca

Ir de pinchos por Salamanca

Salamanca es una de las ciudades más apetecibles para tapear en toda España. Lo dicen diferentes estudios y encuestas realizadas entre turistas. Entre las favoritas para disfrutar de una buena jornada de pinchos están León, Logroño y Salamanca en el centro y norte del país, junto con Granada y Almería, en el sur. Así lo pone de manifiesto también un artículo de Eduardo Basanta en idealista.com


En los últimos años se ha percibido especialmente en España una cultura por disfrutar de la gastronomía inédita hasta ahora. Son muchos turistas y viajeros los que ya plantean sus desplazamientos y sus días de ocio en función de la oferta gastronómica de las ciudades. Grupos de amigos, pero también familias. Y, en este sentido, Salamanca es una de las ciudades que acaparan mayor atención. Su cercanía a la capital de España la convierten en un atractivo para los miles de madrileños que llegan hasta Salamanca durante todo el año, pero también numerosos extranjeros que cada vez más valoran el arte del tapeo en nuestro país. 




El mundo del tapeo y del pincho es tan amplio como especial. De ahí que los establecimientos hosteleros cuiden cada vez más el trato al cliente proporcionando elaborados pinchos y exquisitas tapas. Pero estos aspectos han de ir acompañados también de necesarios ´ingredientes´como son la variedad, la calidad y la cantidad. 


En este sentido, en Salamanca manda el cerdo ibérico con todas sus variantes, especialmente el jamón. Y quien recorre Salamanca tiene dos zonas para degustar los mejores pinchos. En la calle Van Dyck y en la Plaza Mayor y sus alrededores. Este artículo de idealista.com destaca la Plaza Mayor como el epicentro. Y aquí nos detenemos en uno de los ´decanos´como es el Mesón Cervantes


Su relación calidad precio es una de las mejores de toda Salamanca. En su barra puedes encontrar una amplia variedad de tapas y pinchos, hasta 80, destacando sus nueve tortillas rellenas, sus revueltos, así como productos típicos de Salamanca como los embutidos o los derivados del cerdo ibérico, en diferentes tostas y tapas. Además, posee un amplio horario, desde las 9:30 de la mañana, hasta las 2:30 de la madrugada, mientras que la cocina permanece a pleno funcionamiento desde las 10:30 de la mañana hasta la 1:30 de la madrugada. 


En su barra puedes encontrar desde sus afamadas croquetas caseras, hasta sus bombas de carne, pasando por diferentes creaciones con carne, sepia, verduras, foie, las clásicas palomitas especiales con corteza de trigo y ensaladilla, sus patatas bravas o huevos rotos. Además de una completa oferta en tostas. 


Para saciar la sed destacan las cervezas, su amplia bodega de vinos y la sangría.